Buscar desde el blog

lunes, 19 de septiembre de 2011

¿Qué podemos esperar del nuevo director general de RTRM?

Este artículo trata de las posibles razones por las que ha sido sustituido Juan Máiquez por José Daniel Martín al frente de RTRM. Si se trata sólo de un cambio de personas o si el nuevo director general viene a cambiar el modelo de la Televisión Autonómica de Murcia 7RM por otro que permita, dentro de su misión de servicio público, actuar como motor de la industria audiovisual murciana. Si se va a cumplir la legalidad, terminar con la discriminación y veto a productoras y profesionales, con la opacidad y arbitrariedad en la gestión.   
El Consejo de Gobierno del viernes pasado aprobó el nombramiento de José Daniel Martín para el cargo de nuevo director general de la empresa pública Radio Televisión de la Región de Murcia (RTRM). Se confirma así la filtración de la noticia que dieron los medios una semana antes. 
Lo que no dijeron los medios fue las razones de la sustitución del hasta ahora director general Juan Máiquez. ¿Quizá por la baja calidad de la programación de la Televisión Autonómica de Murcia (TAM-7RM) y su baja audiencia, por los desatinos y errores de su gestión,...?, como señalé en el artículo 7RM: cambiar un modelo que perjudica a todos-1. ¿Por incumplir la legalidad, por actuar con opacidad y arbitrariedad, por discriminar y vetar a productoras y profesionales,...?, como expliqué en el artículo siguiente 7RM: cambiar un modelo que perjudica a todos-2. Quisiera pensar, aunque por ello se me pueda tildar de ingenuo, que algunas de estas razones han motivado la sustitución en el cargo de Juan Máiquez. Sería una buena y saludable señal de sensatez política.
Conozco a José Daniel Martín desde su época de Director General de Trabajo. Es atento y de trato afable. Pero me hago la misma pregunta que, seguramente, se harán una gran parte de los que trabajamos en la industria audiovisual murciana. ¿Qué podemos esperar del nuevo director general de RTRM? Confío que el nuevo equipo de dirección de 7RM que nombre José Daniel Martín deje de actuar con opacidad y arbitrariedad, que se acabe de inmediato con la discriminación y el veto a productoras y profesionales, o que cumpla la con la obligación legal que tiene de destinar cada año el 6 % de los ingresos devengados del ejercicio anterior, a la financiación anticipada de la producción europea de obras audiovisuales. 
Pero, a mi juicio, la cuestión principal es saber si el nuevo director general de RTRM viene o no para iniciar el proceso que permita cambiar el actual modelo de la TAM-7RM. Un cambio que precise su misión de servicio público y el contenido del contrato-programa que debe definir sus objetivos, más allá de la simpleza de las tres funciones clásicas: informar, formar y entretener. Un cambio que no debe demorarse y haga posible que esta televisión pública autonómica cumpla con una de sus funciones esenciales como servicio público, la económica. Es decir, que asuma el papel de motor de la industria audiovisual murciana y contribuya a crear un tejido empresarial fuerte, capaz de generar riqueza y empleo de calidad. Un cambio tanto más necesario aún, ante la terrible crisis financiera y económica global que nos azota. Si no se abandona el actual modelo, por el que se contrata la producción de programas a una sola empresa, y se sustituye por otro basado en los criterios que he señalado, el cambio de director general de RTRM sólo habrá sido eso: un cambio de persona y poco más.    
La prensa también recogía el posible nombramiento de Antonio José Cortés (Oché Cortés) para el cargo de director de la TAM-7RM. Cargo que, hasta ahora, había asumido también Juan Máiquez. Como el nombramiento y cese del director de la TAM-7RM le corresponde al director general de RTRM, mejor será esperar y no hacer conjeturas. No tengo el gusto de conocer a Oché Cortés, pero me parece inaceptable y totalmente fuera de lugar, los comentarios y críticas negativas sobre su posible gestión al frente de la TAM-7RM, cuando ni tan siquiera ha sido nombrado para ese cargo. Críticas basadas sólo en el hecho de ser el actual director de la Cope y Cadena Cien. A este señor, como a cualquier otra persona que ejerza un cargo, hay que juzgarlo por los planes que presente, por la competencia y profesionalidad de su equipo de dirección, así como por su gestión, si es finalmente nombrado para dirigir la TAM-7RM. En la situación actual, denigrar a esta persona sólo descalifica a quienes lo hacen. La gestión de los medios (y más si son públicos) debe tener un carácter menos político y más independiente y profesional. Las críticas también.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu prudencia, derivada de las buenas intenciones que presupones en los cambios en la RTVM, me sorprende. Te lo cuento sin pretensiones a equivocarme: puro pesebrismo.

El uso, en su mero provecho, que Valcárcel hace de la televisión pública es el prototipo de la arrogancia con la que maneja la Administración regional, desde su inexplicable mayoría absoluta.

Sólo añade a los puestos de responsabilidad a los aduladores, e ignora a los profesionales del Periodismo.Ha puesto al frente de la televisión regional a un cantante de boleros, servil a los intereses electorales del presidente. Un ejemplo: para el consejo de Administración del ente el PP ha designado a personas que dcesconocen el medio, como un oficiaal de Marina.
Olvídate; no les interesa el servicio publico sino la adulación y el férreo control de los contenidos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

De acuerdo en gran parte con tus comentarios pero, como trabajador de GTM yo pregunto: ¿empleo de calidad o reparto de dinero entre mas gente para seguir teniendo a los verdaderos profesionales del sector audiovisual mal pagados y currando mas horas que tiene el día? Yo, que conozco y he trabajado en algunas productores de esta región, además de en varias televisiones locales y ahora en GTM, no me fío ni un pelo de los "afamados" productores murcianos, que siguen el patrón del buen empresario hispano: "mientras tenga mi mercedes y mi casa en la playa me importa un pijo que mis trabajadores no lleguen a fin de mes, y si alguno se me rebela un poco, a la calle que hay 100 mas como él"
Esa es la realidad del "mafioso" sector audiovisual murciano. Al menos en GTM cobramos más de 900 euros y, salvo casos excepcionales, no trabnajamos mas de 8 horas, algo impensable para nuestros "profesionales del sector".
Un saludo.

Javier Villamor dijo...

He releído el comentario, pero no consigo esclarecer porqué los
productores murcianos son afamados. Tampoco localizo ningún estudio que
revele y desarrolle el patrón del buen empresario hispano, así como la realidad del "mafioso" sector audiovisual murciano. Sí encuentro, en cambio, el convenio audiovisual de 2011 (visita FAPAE), que sirve como base para saber que si un individuo decide firmar un contrato con otra categoría que no es la suya, y por un salario que no es el suyo, no es una pobre hormiguita trabajadora abandonada a los feroces osos hormigueros empresarios, sino una cobarde oveja ignorante que decide jorderse así
mismo y joder a los demás compañeros de rebaño.

Llevo diez años aguantando milongas y falacias de muchos compañeros de
profesión, que reniegan de sol a sol maldiciendo sus jornadas laborales y sus retribuciones. Pero en esta década, no he escuchado aún una sola iniciativa por parte de los trabajadores. ¿Dónde están nuestras asociaciones profesionales? ¿Y nuestros sindicatos? ¿Cuándo hemos dado la
cara? No te contesta un millonario empresario, con mercedes y chalé en la playa, pues no tengo casa y comparto un seat con mi mujer. Te contesta un compañero que firma lo que escribe, avergonzado de la indignidad del gremio, y que dice que NO cuando le plantan delante un contrato basura.

Por cierto, en GTM hay empleados cobrando menos de 900€ al mes; y,
trabajar más de 8 horas al día, no es tan excepcional. En cualquier caso, ¡vaya un paraguas en el que te refugias!

Isaac dijo...

Evidentemente lo de afamados es en tono irónico, y en cuanto a lo del estudio sobre el perfil del empresario hispano, no me hace falta, ni a mi ni a nadie que haya trabajado, no solo en este sector, si no en varios más; y si alguien no conoce al empresario hispano es, o porque no ha currado en su vida, o porque ha tenido suerte y ha dado con alguna de las escasas y honrosas excepciones empresariales ( que también las hay )
Para saber eso que tu dices de un trabajador que firma un contrato de mierda no me hace falta leerme ningún convenio ( que además suelen servir de poca base para nada, porque no son respetados, ni por empresarios ni por trabajadores ) si no que basta con estar al pie del cañón todos los días y ver a gente muy preparada firmando contratos con salarios ínfimos y atribuciones muy superiores a su categoría. Estamos de acuerdo en que los trabajadores no suelen poner pegas a firmar cualquier basura que se les ponga delante, y quiero que sepas que hay gente que, como yo, intentamos poner nuestro granito de arena y convencer poco a poco a la gente de que no puede dejarse avasallar ( y, por cierto, mi fe en la raza humana ha ido menguando desde que realizo ese tipo de labores )
Y estamos de acuerdo en lo de las asociaciones profesionales y los sindicatos del sector, creo que hacen falta y de manera urgente. Muy probablemente estamos de acuerdo en el fondo pero no en la forma. Yo no creo que desviar dinero de GTM para inyectarlo en otras productoras sea la solución a nada, excepto a diversificar más la precariedad de los trabajadores del sector ( ya conozco, e imagino que tu también, muchos casos de empresarios audiovisuales que han acabado en juicios con sus trabajadores por no pagar, por pagar tarde y mal, o por echar a la gente a la puta calle sin indemnización y sin paro ) Lo que si creo es que GTM debería estar en manos de alguna productora murciana, y no de Prodher ni ninguna otra de fuera de la región, para que, al menos, el dinero que expolian del ciudadano murciano se quede aquí ( eso si, el expolio iba a continuar porque el empresario hispano es propenso, desde los tiempos de Tartessos y los fenicios, a acumular riqueza sin pensar en nada ni en nadie más ) Si la disyuntiva es si todo a Prodher, o todo a distintos empresarios audiovisuales murcianos yo optaría por la segunda opción ( aunque sea por cierto sentimiento regionalista ) pero ni lo uno no lo otro va a hacer que los trabajadores del audiovisual murciano estemos mejor pagados, ni tan siquiera mejor considerados. Y de eso tenemos ejemplos de sobra ( Juan Morenos, Items, Verabriles....)
Trabajar mas de 8 horas al día no es que sea excepcional, es que es norma para algunos sectores de GTM, como por ejemplo programas ( tu señora algo sabrá de eso ) pero también deberías de saber que en algunos departamentos de GTM ( como por ejemplo el de cámaras ) luchamos todos los días para que nuestro horario sea respetado ( muchas veces en pugna directa con el redactor de turno, que cobra una mierda y le da igual echar 12 horas con tal de no perder su empleo ) y para que nuestra categoría sea respetada.
Resumiendo, no todos los trabajadores somos ovejas cobardes ( los hay que luchamos e incluso hemos tenido que sindicarnos y entrar a formar parte del comité de empresa para intentar, al menos, plantarle cara a GTM y sus abusos ) Y creeme, yo se algo más que tu sobre el funcionamiento y los tipos de contrato existentes en GTM ( más que nada porque los he visto todos ) y hay una gran minoría ( y toda ella en programas, donde los redactores no tienen el valor suficiente de denunciar los reiterados incumplimientos de convenio que sufren ) que cobra menos de 900 euros. Todos los técnicos en GTM estamos por encima de los 1100 euros ( sigue siendo una ruina pero es una buena ruina comparado con los 600 ó 700 que se cobra en cualquier productora )
Salud.
Y por cierto, los que damos la cara no necesitamos refugiarnos en ningún sitio, si acaso en el bar de vez en cuando.