Buscar desde el blog

lunes, 5 de marzo de 2012

7RM como servicio público (2ª parte). Cambiar un modelo que perjudica a todos (IV).

En el artículo anterior, 7RM como servicio público (I), planteé que las funciones de servicio público de la Televisión Autonómica de Murcia (TAM-7RM) tenían que cumplir los objetivos que en 1993 planteó la Unión Europea de Radiodifusión. Unos objetivos que no se tuvieron en cuenta (no se si deliberadamente, por ignorancia o incapacidad) al aprobar la Ley 9/2004 sobre  creación de la Radio Televisión de la Región de Murcia, presentada por el Partido popular y aprobada en la Asamblea Regional. Objetivos que tampoco recogió el Decreto 82/2005 de creación de la sociedad regional Televisión Autonómica de Murcia S.A., aprobado por el Consejo de Gobierno.
Estos objetivos del servicio público aún son plenamente vigentes y deberían ser incorporados por TAM-7RM, pero con una adecuación a los cambios tecnológicos del actual mundo digital, adaptándolos también al desarrollo de la Sociedad de la Información. Porque lo cierto es que, a pesar del tiempo transcurrido, no se ha hecho nada por definir, concretar y asumir estos objetivos en las funciones de servicio público de TAM-7RM, y muy poco para que se integren en la Sociedad de la Información. Unos objetivos que, para todo aquel que quiera verlo, son imposibles de asumir con el actual modelo de 7RM.
 En consecuencia, para cumplir con su misión de servicio público la Televisión Autonómica de Murcia 7RM debería cambiar el modelo actual por otro que, a mi juicio, debe asumir claramente y sin demora las siguientes funciones:
Preservar los principios y garantías democráticos
El nuevo modelo de servicio público, independiente de las mayorías políticas coyunturales y que preserve los principios constitucionales, debe asegurar la libertad de expresión y confrontación de ideas en la televisión pública. Esto significa fomentar el debate plural sobre aquellas cuestiones de interés público. Sin menoscabo de otros derechos, como son la no discriminación, el respeto a la imagen y la intimidad, la protección de la infancia,...
Ofrecer una información plural y veraz
La función informativa de la televisión pública, como una importante fuente de noticias para los ciudadanos, incluye garantizar el respeto a la independencia profesional y al pluralismo político, ideológico y social. A su vez, exige separar de una forma absolutamente clara la información de la opinión en los diferentes géneros y programas informativos.
Función política y cívica
Su misión es la de estimular la participación de los ciudadanos en la vida política. Pero para que el ciudadano, como miembro de una sociedad democrática, pueda formarse un juicio equilibrado, es necesario garantizar el acceso a una información plural y diversa. A su vez, hay que garantizar la libertad de expresión a las minorías y, sobre estas bases, fomentar la credibilidad y el respeto hacia las instituciones de gobierno y hacia el propio sistema democrático. 
Por otra parte, la programación de la televisión pública autonómica también debe fomentar el respeto a la dignidad humana y el civismo. Como medio de masas, debe difundir a la sociedad murciana valores positivos como promover la tolerancia, combatir la discriminación, eliminar la violencia, etc. 
Función social
Se trata de ofertar programas de un claro interés social que sean favorables al bienestar de los ciudadanos y con un componente de educación en valores sociales. Es el caso, por ejemplo, de programas que den soporte a la educación ambiental, a la educación sanitaria y prevención de la salud, a la tercera edad, a la actividad agrícola, a la ocupación, a la solidaridad, a la integración social de las minorías como los inmigrantes,... Aportando también, como es lógico, todos aquellos servicios adicionales que faciliten a las personas con discapacidad sensitivas el acceso a la programación. 
Esta función social hace que 7RM actúe también de plaza pública, de intercambio de conocimiento especializado y escaparate de la diversidad, al poner en contacto público a diversos colectivos profesionales, sociales, culturales y políticos que habitualmente están inconexos.
Función cultural
Su misión es la de ofrecer información y promocionar en la televisión aquellas cuestiones relativas a la música, la danza, la literatura, el teatro, el cine, la pintura, la escultura, la arquitectura, etc., como ejemplo de algunas de las diversas áreas del conocimiento. Debe hacerse en contraposición a la actual tendencia de las televisiones comerciales que menosprecian los compromisos estéticos y culturales. Su difusión debe ser asumida como un claro compromiso del servicio público autonómico de televisión. También debe cumplir el papel de motor de la producción audiovisual independiente en la Región de Murcia, con un doble objetivo: primero, proyectar la identidad cultural (junto con la difusión culta y renovadora del patrimonio murciano) y, segundo, (como veremos en el apartado de función económica) potenciar el desarrollo de la industria audiovisual murciana. Por otro lado, se debe facilitar a los ciudadanos el acceso al fondo de materiales audiovisuales relativos a la cultura murciana y posibilitar el acceso a las fuentes originarias.
Función educativa y divulgadora
El cambio de modelo de la televisión pública 7RM debe incluir su utilización para fines educativos, tanto en la educación permanente como para dar soporte al sistema educativo a todos los niveles en la Región de Murcia. Esto significa cubrir con diferentes formatos en unas franjas horarias determinadas de su programación, un amplio abanico de servicios para escuelas, difusión científica y técnica, educación musical, etc. El conocimiento científico y técnico tiene un crecimiento tan acelerado que requiere tener que hacerlo transparente y asequible a los ciudadanos para poder garantizar la igualdad de oportunidades. A su vez, la divulgación pedagógica es también imprescindible para poder facilitar la incorporación y la plena integración social de colectivos con dificultades de adaptación al ritmo de cambio de la actual sociedad.


En la 3ª parte abordaré el resto de funciones de 7RM como servicio público junto con algunas reflexiones y conclusiones.

No hay comentarios: