Buscar desde el blog

lunes, 13 de agosto de 2012

¿Qué va pasar con 7RM? (1ª parte)

En este artículo vamos a intentar profundizar sobre lo que puede pasar con la Televisión Autonómica Pública (TAM-7RM) y ver lo que hay tras la turbiedad de sus aguas procelosas. También intentaremos ver lo que se esconde tras los "malentendidos" y los juegos de palabras de algunos políticos. Lo haremos con la ayuda de algunos hechos esclarecedores para muchos, menos para quienes sigan empeñados en hacer como que ni ven ni oyen. Porque a pesar de que haya a quien le pueda resultar molesto o incómodo, va siendo hora de que algunos de esos hechos se pongan sobre la mesa sin disfraces y se reflexione colectivamente sobre lo que significan.

Una vez más, señalaremos y reflexionaremos sobre las causas de los errores del Gobierno que, todo hay que decirlo, ha contado con la complicidad (por acción u omisión) de determinados sectores organizados. Analizaremos las opciones que plantea la nota de prensa del Gobierno Regional para lograr una «gestión sostenible» de TAM-7RM, como dice ahora. 

Pero, sobre todo, indicaremos cómo solucionar el problema causado por el Gobierno (y que hasta ahora no se decide a resolverlo satisfactoriamente), de modo que la Región de Murcia pueda contar con una televisión pública que realmente tenga el propósito de servir al interés público, que cumpla con su función económica, consistente en asumir el papel de motor de la industria audiovisual y de una parte importante del espacio cultural regional y, además, que sea viable económicamente.

Contrato con 7RM: El gran chollo para GTM

Convendría recordar que, en los últimos seis años, el actual modelo de TAM-7RM  ha costado a las arcas públicas más de 242 millones de euros. ¿Cuál ha sido el resultado de ese enorme gasto cuya gestión es ya insostenible? 
- La programación ha sido de mala calidad y su audiencia es muy baja, TAM-7RM no ha cumplido con su misión de servicio público y hoy carece de instalaciones y equipamiento propios, mientras GTM ha construido y equipado las suyas. 
- La mayor parte de ese dinero público ha ido a parar al bolsillo de una sola empresa privada, el Grupo Empresarial Televisión de Murcia S.A (GTM), lo que ha impedido el desarrollo de un tejido industrial audiovisual.
- El Partido Popular en el Gobierno ha incumplido su programa electoral (al menos desde hace dos legislaturas), como expliqué en el artículo Incumplimientos e incoherencias políticas sobre el modelo de 7RM y la industria audiovisual
Por tanto, el balance no puede ser más negativo: no ha servido al interés público, la industria audiovisual murciana agoniza y se está destruyendo el poco empleo creado, como he explicado en diferentes artículos de este blog (7RM como servicio público). En suma, se ha malgastado el dinero público, eso sí, en beneficio privado. Si lo que Gobierno pretendía era hacer más ricos a los que ya lo eran lo ha logrado. Veamos algunos ejemplos.
Según figura en las cuentas anuales depositadas por GTM en el Registro Mercantil (que es público), sus ingresos por ejecución del contrato con TAM-7RM en el año 2009 fueron de unos 34,55 millones de euros, más los ingresos por publicidad (1,25 millones), dan un total de 35,8 millones de euros, con un beneficio antes de impuestos de 6,48 millones de euros
En el año 2010 sus ingresos por el contrato con TAM-7RM fueron de 32,78 millones de euros, más los ingresos por publicidad (1,5 millones), dan un total de 34,28 millones de euros, con un beneficio antes de impuestos de 7,1 millones de euros. Y surge la pregunta: ¿Cómo se obtienen más beneficios con algo menos de ingresos? Según indica el Informe de Gestión de GTM de 2010, «implantando medidas de ahorro», vamos un eufemismo de programas más baratos de mala calidad y recortes en la plantilla (27 empleados menos en 2010), entre otras medidas.
El beneficio después de impuestos del año 2010 es 4.968.347 millones de euros. GTM decide no repartir dividendos y que pase a reservas voluntarias, y como esta partida ya contaba con 15.463.187 millones, suma ahora 20.431.534 millones de euros. Parece que la crisis global la llevan bastante bien. 
Alguien pensará con razón, que estos son unos buenos beneficios en plena crisis y para una empresa con un sólo cliente (TAM-7RM). Pues no, los beneficios aún son mayores sólo que en otros conceptos. Veamos un ejemplo extraído de sus propias cuentas anuales: En el capítulo de operaciones comerciales con miembros del Consejo de Administración y sus sociedades vinculadas, entre otras destaca Prodher TV S.A. (empresa madrileña de la que es Consejero Delegado León Heredia, a su vez miembro del Consejo de GTM). Por compras de programas Prodher TV factura a GTM por valor de más de 4,3 millones de euros en 2009 y de unos 4,5 millones en 2010 por el mismo concepto. 
Aún hay más beneficios, ya que las ubres del dinero público de TAM-7RM permiten que su "único ternero" esté bien amamantado. Un "austero" ejemplo: Según figura en las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil, las retribuciones percibidas en 2009 por los miembros del Consejo de Administración fueron de 840.000 euros, y de 221.000 euros para los miembros de la alta dirección, en concepto de sueldos y salarios (León Heredia Carmona es el Presidente del Consejo). En el año 2010 los miembros del Consejo percibieron una cantidad similar (840.000 euros) y a los de la alta dirección le subieron el sueldo hasta 223.00 euros. ¿Crisis, qué crisis?
Aunque a 31 de diciembre de 2010 son siete las sociedades que participan con un 14,286% cada una en el capital social de GTM, en su Consejo de Administración hay catorce consejeros. Con una simple operación aritmética podemos estimar que su retribución es de 60.000 euros cada uno, sólo por asistir a las reuniones, ¿verdad que no está nada mal? [Que nadie pregunte cuántas veces se reúnen al año, porque es mejor no saberlo]. Si tenemos en cuenta que el dinero sale del bolsillo de los ciudadanos transferido por TAM-7RM a GTM, que cada lector le ponga el adjetivo que quiera. 
Creo que, por ahora, estos tres ejemplos son suficientes para ver también lo enormemente caro que ha resultado –con el actual modelo de TAM-7RM– mantener con dinero público los puestos de trabajo de GTM, que son privados.  Un modelo en el que TAM-7RM actúa como un simple intermediario. Es decir, coge el dinero que le transfiere la tesorería de la Administración Autonómica y se lo entrega a GTM. Para cumplir esta función y tener una programación de tan mala calidad, ya que es competencia exclusiva de RTRM el control de la programación, ciertamente no hace falta que los responsables públicos conozcan bien la industria audiovisual. Al contrario. Cualquier advenedizo o analfabeto funcional en la materia sirve para el cargo. Así nos ha ido durante todo este tiempo.  
¿Se entiende mejor lo que venimos diciendo algunos, desde hace años, sobre la urgente necesidad de cambiar el actual modelo de televisión pública de TAM-7RM? ¿Se entiende también que tiene que estar dirigida por personas que conozcan bien el sector audiovisual y sean perfectamente capaces de ejecutar un contrato-programa como instrumento de una programación de calidad, como expliqué en 7RM como servicio público-4ª parte
Todo esta información quizá pueda también ayudar a comprender más profundamente lo que intenté explicar en el artículo anterior ¿y tú qué sabes de la industria audiovisual?
Sin embargo, no conviene olvidar que la misión de GTM es ganar dinero (¡y vaya si lo ganan!, como acabamos de ver), por eso aceptó en su día la "invitación" y se creó la empresa el mismo año que obtuvo la adjudicación del contrato, ya que para la mayoría de sus socios el audiovisual nunca ha sido su negocio. En consecuencia, como este despilfarro de dinero público durante los seis primeros años del contrato firmado por TAM-7RM con GTM, para beneficio exclusivo de ésta, fue promovido y aprobado por el Gobierno Regional, surgen preguntas: ¿Con qué autoridad puede pedirnos este Gobierno a los murcianos que hagamos sacrificios y aceptemos los recortes del gasto público? ¿Realmente está dispuesto el Gobierno a asumir los errores, aceptar su responsabilidad y cambiar el modelo de televisión pública, para que esta cumpla con su función de servicio público y contribuya al desarrollo de la industria audiovisual? 
Lo veremos el próximo viernes 17/08/12 en la segunda parte de este artículo.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien publicado. es de suponer que los datos del año 2011 y 2012 serán similares. Buen ejercicio de investigación al servicio de todos. Es de suponer que algunos miembros del Gobierno regional, conocen estos datos, y curiosamente no dicen nada. Será por (elegir solución) a) Discreción? b) Vergüenza? c) Complicidad?. Me pregunto si habrá algún juez que le interese este asunto. Ahora falta encontrar el desaparecido contrato que amplia el plazo de la concesión dos años mas. Sigo aceptando apuestas.

Anónimo dijo...

Bien publicado. es de suponer que los datos del año 2011 serán similares. Buen ejercicio de investigación al servicio de todos. Es de suponer que algunos miembros del Gobierno regional, conocen estos datos, y curiosamente no dicen nada. Será por (elegir solución) a) Discreción? b) Vergüenza? c) Complicidad?.

Javier Villamor dijo...

Yo me inclino por la c). ¿Discreción? No es algo que le haya preocupado al PP. De haberlo hecho no se habrían permitido de consejero de presidencia a un personaje del talante de José Antonio Ruiz Vivo, ni a un director de RTRM como Juan Máiquez. ¿Vergüenza? De tenerla habrían cambiado el modelo de la televisión pública, hubiera habido dimisiones y uno que conocemos no se habría presentado a la reelección el año pasado.

"¿Con qué autoridad puede pedirnos este Gobierno a los murcianos que hagamos sacrificios y aceptemos los recortes del gasto público?": con la misma que pueda tener un granuja de medio pelo.

Anónimo dijo...

Otro ejemplo de como el Gobierno y sus políticos malgastan el dinero de todos los ciudadanos.
¿Serán capaces de hacer algo decente con 7RM? Crucemos los dedos.